• Actividad física específica

    La clasificación de la actividad física específica se ha elaborado para describir la actividad de la víctima inmediatamente antes de producirse el accidente. Se trata de describir el movimiento deliberado y voluntario que realizaba la víctima justo antes de sufrir la lesión.


    La diferencia más señalada, con respecto al informe de accidentes mortales 2003-2004, es el aumento de la actividad física “Andar, correr, subir, bajar”, que pasa de un 10,02% a un 14,11% y se convierte en la más frecuente, seguida de “Conducir un medio de transporte o un equipo de carga- móvil y con motor” (8,46%), que, aunque sigue siendo muy frecuente, disminuye con respecto al estudio anterior.

    Información extraída del Informe editado por el instituto nacional de seguridad y salud en el trabajo llamado "ANÁLISIS CUALITATIVO DE LA MORTALIDAD POR ACCIDENTE DE TRABAJO EN ESPAÑA 2005 – 2007"

    Ampliar la noticia

    Tipo de lugar

    El “tipo de lugar” es el lugar de trabajo, el entorno general o el local de trabajo donde se encontraba el trabajador inmediatamente antes de  producirse el accidente.

    En las “Obras-edificios en construcción” se producen el 28,73% de los accidentes, seguida de las “Áreas de producción, fábrica, taller” con un 13,50% (menos de la mitad del porcentaje anterior). Además, este último dato ha aumentado con respecto al análisis realizado con accidentes mortales de 2003-2004 donde la proporción de accidentes en “Áreas de producción, fábrica, taller”, era de 11,4%.


    De nuevo aparecen lugares relacionados con la Construcción como “Obras, construcción, cantera, mina a cielo abierto” - Sin especificar con un 6,35% de los accidentes de trabajo mortales investigados y las “Obras - edificio en demolición, renovación o mantenimiento” con el 6,35%. En total, más del 40% de los accidentes mortales han tenido lugar en obras o edificios relacionados con actividades propias de la construcción, al igual que ocurría en el estudio anterior, 2003-2004.


    Esto es coherente con la ocupación de los trabajadores accidentados analizada en la Tabla 10, en la que se presentaba a los “trabajadores cualificados de la construcción” y a los “peones” como las ocupaciones con mayor porcentaje de accidentes.

    "Información extraída del Informe editado por el instituto nacional de seguridad y salud en el trabajo llamado "ANÁLISIS CUALITATIVO DE LA MORTALIDAD POR ACCIDENTE DE TRABAJO EN ESPAÑA 2005 – 2007"

     

    Ampliar la noticia

    Las lesiones permanentes no invalidantes

    Las lesiones permanentes no invalidantes se encuentran recogidas en los artículos 150 a 152 de la Ley General de la Seguridad Social.

    Se caracterizan por suponer una disminución o alteración de la integridad física del trabajador que pueda experimentar a consecuencia de riesgos profesionales que no llegan a constituir una invalidez permanente.

    Si se reconocen, dan lugar a una indemnización a tanto alzado por una sola vez y  se regulan en Ordenes del Ministerio de Trabajo que se actualizan periódicamente según baremo y en razón al tipo de lesión y parte del cuerpo afectada

    Pero, ¿Quiénes pueden acceder a estas prestaciones? Son beneficiarios con carácter general los trabajadores que se encuentren afiliados y en alta en alguno de los Regímenes del Sistema (excepto el de Empleados de Hogar) y hayan sido dados de alta médica.

    También hay que mencionar que se trata de una figura incompatible con las prestaciones por invalidez permanente, salvo en el caso de que dichas lesiones, mutilaciones y deformidades sean totalmente independientes de las que hayan sido tomadas en consideración para declarar tal invalidez y el grado de incapacidad de la misma.

     

     

    Ampliar la noticia

    Accidentes de trabajo. Otros tipos.

    Además de la definición general, también incluimos bajo este concepto los siguientes tipos:

    • Accidente in itinere: aquel que sufre el trabajador al ir o al volver al lugar de trabajo.

    • El accidente en misión: es aqule sufrido en el trayecto realizado para el cumplimiento de la misión, así como el ocurrido en el desempeño de la misma dentro de la jornada laboral.

    • El sufrido durante la realización de tareas, que aun siendo distintas de su categoría profesional, ejecute el trabajador en cumplimiento de las ordenes del empresario, o realizadas de forma espontanea por el trabajador en interés del buen funcionamiento de la empresa.

    • Las enfermedades comunes que contraiga el trabajador con motivo de la realización de su jornada, no incluidas en la lista de enfermedades profesionales.

    • Las enfermedades o defectos padecidos con anterioridad, que se manifiestan o agraven como consecuencia de un accidente de este tipo.

    • Las enfermedades intercurrentes: son las que constituyen complicaciones del proceso patológico del accidente de trabajo mismo, o las que tienen su origen en afecciones adquiridas en el nuevo medio en que se haya situado el paciente para su curación.

    • Los sufridos con ocasión o como consecuencia del desempeño de cargo electivo de carácter sindical o de gobierno de las entidades gestoras de la Seguridad Social, así como los accidentes ocurridos al ir o al volver del lugar en que se ejercen las funciones que los son propias.

    • Los acontecidos en actos de salvamento, o de naturaleza análoga, cuando tengan conexión con el empleo.

     

     

    Ampliar la noticia
    12